+ PRÓXIMO DOMINGO, DÍA 22, JORNADA DEL DOMUND ¡COLABORA! +

domingo, 16 de marzo de 2014

CARTAS A JESÚS DE NAZARET



Carta  17 a  Jesús de Nazaret         
Domingo II de Cuaresma (l6-marzo- 2014)
Evangelio: Mateo, 17, 1-9



S
eñor: Veo normal la reacción de Pedro. Lo que me extraña y admiro, es que Pedro te pidiera permiso para instalarse en la nueva situación de gozo y triunfo.  Y le alabo, que no pretendiera la tienda de gloria para él solo, y manifestase compartirla, aunque suponía tres veces más de trabajo.

Los hombres solemos saltar al primer carro triunfal que pasa delante de nosotros.

Tampoco lo nuestro,  es el miedo.

 Sí el triunfo, los aplausos…No deben actuar en nuestras vidas como aire que hincha como a globos, y  separan nuestros pies de la tierra; tampoco el fracaso, el sufrimiento, lo desconocido…  deben   ser   lastre   que
grabe nuestros pies de caminantes. Lo que debe distinguirnos es, el talante de la espera: la esperanza. La esperanza que no señala el momento inmediato, pero sí la llegada cierta.

Esto leo en lo que dijiste a Pedro, Santiago y Juan, cuando eufóricos bajaban de la montaña: “NO CONTÉIS A NADIE LA VISIÓN, HASTA QUE EL HIJO DEL HOMBRE RESUCITE DE ENTRE LOS MUERTOS”

¡Qué razón tienes, Jesús! Todo tiene su día y su hora. También, su ritmo de crecimiento. No crece más rápido la planta porque se tire de ella.

Mateo, tu apóstol, contó el maravilloso acontecimiento del Tabor, una vez que tú, Señor, resucitaste de entre los muertos.   Pedro, Santiago y Juan, comenzaron a vivir sus personales glorificaciones a partir de sus muertes. Hoy, siguen gozando y seguirán gozando su triunfo, por toda la eternidad.

Nos sucederá a todos y a cada uno de los que apoyados en la esperanza , te seguimos, Jesús, poniendo en tus manos nuestra suerte.  *No es un sueño, ni una falsa promesa, sino bella realidad.  
                                             
  *No es para hoy, quizás, pero tiene su día y llegará.

Entre tanto, nuestro hoy  es vivir haciendo el bien y sembrando tu palabra que es luz, camino, verdad y vida de los hombres, a la espera de nuestra resurrección de entre los muertos..

Con afecto y adoración. Bartolomé Menor.

No hay comentarios: