lunes, 28 de marzo de 2011

DECIMA ESTACION: JESUS DESPOJADO DE SUS VESTIDURAS


Desnudo como has nacido, morirás un día, pero haz por ir más allá, siendo pobre por voluntad, y ya entonces resultará que eres gemelo de Cristo, en su riqueza humilde. ¡Menudo parentesco, amigo!


(Las estrellas se ven de noche, p. 226)
Padre Nuestro, Avemaria y Gloria