+ DEL 20 DE JULIO AL 20 DE AGOSTO NO HABRÁ MISA ENTRE SEMANA EN LA PARROQUIA, SÓLO SÁBADOS Y DOMINGOS +

martes, 11 de febrero de 2014

JORNADAS DE LA VIDA CONSAGRADA EN EL AÑO DE LAS VOCACIONES EN NUESTRA PARROQUIA



La lluvia, el frío y las inclemencias del tiempo no han sido obstáculo para celebrar en la tarde del domingo 9 de febrero un encuentro de oración y adoración a Jesús Sacramentado.


Han sido las monjas del Convento de Santa Catalina las que nos han recibido en su casa. Hemos compartido laicos y consagrados, de vida activa (religiosas filipenses) y de contemplativa (clarisas franciscanas)  junto con nuestro párroco, D. Mariano,  intensos  momentos  de silencio y reflexión, de  oración por las vocaciones, de Adoración Eucarística . Tres testimonios preciosos de tres monjas ( una baezana, Sor María Vicenta, y dos jóvenes de Kenia) sobre su vocación y su respuesta a la llamada del Señor a la vida de clausura .Una vida plena y feliz , ha sido el denominador común en cada uno de los testimonios en los que  han dado gracias a Dios por su vocación.
A continuación hemos pasado al locutorio para saludar a la comunidad de religiosas clarisas degustando unos exquisitos roscos de anís.


Finalizamos con un canto bailado realizado por  dos monjas de Kenia  dedicado a la Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra.


Maravilloso también el encuentro realizado en el Colegio Filipense, el domingo 2 de febrero. Iniciamos  la jornada  con una oración dirigida por las religiosas filipenses.


Disfrutamos de una estupenda tarde en la que las religiosas nos abrieron sus puertas para hablarnos de su vocación, mostrarnos el colegio y prepararon un completísimo y ameno power point , en el que la superiora, la  madre Maruja, nos hizo un magnífico  y divertido recorrido de la orden religiosa, de su presencia en Baeza de las religiosas filipenses   y de la vida de sus fundadores: Gertrudis y Marcos.
Un delicioso y calentito chocolate acompañado de unas ricas barritas pudimos saborear gracias a la generosidad de las filipenses.
Agradecemos a las religiosas filipenses y clarisas su acogida. Hemos compartido dos entrañables tardes de domingo, un verdadero  regalo del Señor en el que nos hemos enriquecido y crecido en la fe.


Damos gracias a Dios por la generosa entrega  de ambas comunidades de religiosas, tanto de vida activa, como contemplativa.Y pedimos al Señor, por mediación de la Virgen, que surjan prontas y santas vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada.

No hay comentarios: