+ PRÓXIMO DOMINGO, DÍA 22, JORNADA DEL DOMUND ¡COLABORA! +

domingo, 29 de enero de 2017

SEXTO DÍA DE NOVENA



NOVENA A NTRA. SRA. DE LA PAZ
29 DE ENERO, SEXTO DÍA DE NOVENA

SALUDO INICIAL

V/. En el nombre del Padre + y del Hijo + y del Espíritu Santo.
R/. Amén.

V/. Que la paz del Señor esté con todo vosotros.
R/. Y con tu espíritu.


ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

Gracias te damos Padre, por la Virgen de la Paz, Madre de tu Divino Hijo, Mujer dócil a tu Santo Espíritu.

Intercede por nosotros, pecadores, Madre de la Paz bendita para que podamos conseguir la paz verdadera que procede sólo de tu Hijo Jesucristo, Príncipe de la Paz.

Concédenos, Señor, por esta novena, espíritu de piedad, reflexión profunda, conversión de vida, renovación de la fe, deseos de santidad y un amor grande a Dios, a la Iglesia, y a los hermanos.

 Junto a la Virgen de la Paz, sea nuestra alabanza y gloria a Dios por los siglos de los siglos. Amén.

+ Virgen de la Paz, Hija de Dios Padre: Dios te salve María, llena eres de gracia….y Gloria.
+ Virgen de la Paz, Madre de Dios Hijo: Dios te salve María, llena eres de gracia….y Gloria.
+ Virgen de la Paz, Esposa de Dios Espíritu Santo: Dios te salve María, llena eres de gracia…y Gloria.

REFLEXIÓN

LA VIRGEN DE LA PAZ, SIEMPRE VIRGEN

“Desde las primeras formulaciones de la fe, la Iglesia ha confesado que Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María únicamente por el poder del Espíritu Santo, sin elemento humano, por obra del Espíritu Santo.
Los relatos evangélicos presentan la concepción virginal como una obra divina que sobrepasa toda comprensión y posibilidad humana. La Iglesia ve en ello el cumplimiento de la promesa divina hecha por el profeta Isaías: “He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo”
El nacimiento de Cristo, lejos de disminuir consagró la integridad virginal de su madre. La liturgia de la Iglesia celebra a María como la siempre virgen.”  (CIC 497-499)

Virgen de la Paz, muchos no entienden tu virginidad, otros la rechazan, otros la ridiculizan. Tu escuchaste el argumento que te dio el ángel: “Para Dios nada hay imposible”. El género humano, en su soberbia, cree que todo lo que no pueda el hombre no lo puede nadie.
Tu Virginidad perpetua, antes, durante y después del parto es la prueba manifiesta del poder y la voluntad de Dios para con nosotros. Creer y aceptar esta verdad nos llena de confianza y paz.

(Reflexionamos unos minutos en silencio)

Madre y Reina de la Paz, te encomiendo con todo fervor y confianza la intención particular por la que ofrezco esta novena. Preséntala ante Jesucristo tu Hijo, mi Señor y Salvador. Si conviene y es para mayor gloria de Dios y bien nuestro que se cumpla y si no que sea la voluntad de Dios Padre en la tierra como en el cielo. Amén.

(En silencio presentamos la intención de la novena)

ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS

Virgen de la Paz, Madre de amor, al asomarnos cada día al espejo limpísimo de tu vida, vemos reflejadas todas las virtudes y gracias que Dios te ha concedido, llenando así de paz nuestras vidas con tan hermosa luz.

Confiamos en tu eficaz mediación, para mantenernos fieles en la fe, a pesar de nuestras debilidades y pruebas, amando a Dios y al prójimo como Iglesia viva, construyendo el Reino de Dios, Reino de Paz, como es voluntad de tu Hijo Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

GOZOS DE LA VIRGEN DE LA PAZ

Para todos los días de novena:
Pues fuiste en paz engendrada
Para nuestra medianera,
Dadnos la paz verdadera,
Virgen de la paz sagrada.

Día sexto  de novena:
Los pobres necesitados,
Los enfermos afligidos,
Sordos, ciegos y tullidos,
Y muchos más son librados
Por ti,  nuestra madre amada,
Dadnos la paz verdadera
Virgen de la paz sagrada.

CONCLUSIÓN

V/. Ave María Purísima
R/. Sin pecado concebida

No hay comentarios: