+ PRÓXIMO DOMINGO, DÍA 22, JORNADA DEL DOMUND ¡COLABORA! +

martes, 31 de enero de 2017

OCTAVO DÍA DE NOVENA



NOVENA A NTRA. SRA. DE LA PAZ
31 DE ENERO, OCTAVO DÍA DE NOVENA

SALUDO INICIAL

V/. En el nombre del Padre + y del Hijo + y del Espíritu Santo.
R/. Amén.

V/. Que la paz del Señor esté con todo vosotros.
R/. Y con tu espíritu.


ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

Gracias te damos Padre, por la Virgen de la Paz, Madre de tu Divino Hijo, Mujer dócil a tu Santo Espíritu.

Intercede por nosotros, pecadores, Madre de la Paz bendita para que podamos conseguir la paz verdadera que procede sólo de tu Hijo Jesucristo, Príncipe de la Paz.

Concédenos, Señor, por esta novena, espíritu de piedad, reflexión profunda, conversión de vida, renovación de la fe, deseos de santidad y un amor grande a Dios, a la Iglesia, y a los hermanos.

 Junto a la Virgen de la Paz, sea nuestra alabanza y gloria a Dios por los siglos de los siglos. Amén.

+ Virgen de la Paz, Hija de Dios Padre: Dios te salve María, llena eres de gracia….y Gloria.
+ Virgen de la Paz, Madre de Dios Hijo: Dios te salve María, llena eres de gracia….y Gloria.
+ Virgen de la Paz, Esposa de Dios Espíritu Santo: Dios te salve María, llena eres de gracia…y Gloria.


REFLEXIÓN

LA VIRGEN MARÍA, ASUNTA AL CIELO EN CUERPO Y ALMA

“Finalmente, la Virgen Inmaculada, preservada libre de toda mancha de pecado original, terminado el curso de su vida en la tierra, fue llevada a la gloria del cielo y elevada al trono por el Señor como Reina del universo, para ser conformada más plenamente a su Hijo, Señor de los Señores y vencedor del pecado y de la muerte.
La Asunción de la Santísima virgen constituye una participación singular en la Resurrección de su Hijo y una anticipación de la resurrección de los demás cristianos.”  (CIC 966)

Virgen de la Paz, que ya vives en la gloria de Dios, que contemplas beatíficamente al Padre, al Hijo y al Santo Espíritu. Madre de todos los que nos han precedido en la fe y viven en la Jerusalén celeste. Contemplarte a ti es un adelanto del futuro al que estamos llamados e invitados por tu Hijo.  Cuánta paz infundes en nuestro interior aún cuando somos zarandeados por los vaivenes de la vida y de nuestras propias debilidades.

(Reflexionamos unos minutos en silencio)

Madre y Reina de la Paz, te encomiendo con todo fervor y confianza la intención particular por la que ofrezco esta novena. Preséntala ante Jesucristo tu Hijo, mi Señor y Salvador. Si conviene y es para mayor gloria de Dios y bien nuestro que se cumpla y si no que sea la voluntad de Dios Padre en la tierra como en el cielo. Amén.

(En silencio presentamos la intención de la novena)

ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS

Virgen de la Paz, Madre de amor, al asomarnos cada día al espejo limpísimo de tu vida, vemos reflejadas todas las virtudes y gracias que Dios te ha concedido, llenando así de paz nuestras vidas con tan hermosa luz.

Confiamos en tu eficaz mediación, para mantenernos fieles en la fe, a pesar de nuestras debilidades y pruebas, amando a Dios y al prójimo como Iglesia viva, construyendo el Reino de Dios, Reino de Paz, como es voluntad de tu Hijo Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

GOZOS DE LA VIRGEN DE LA PAZ

Para todos los días de novena:
Pues fuiste en paz engendrada
Para nuestra medianera,
Dadnos la paz verdadera,
Virgen de la paz sagrada.

Día octavo de novena:
Es tan grande tu clemencia
Que luego a ti clamamos
Con nuestros ojos miramos
Que os da Dios su omnipotencia
Y pues si hay experiencia
En esta, tu Baeza amada
Dadnos la paz verdadera
Virgen de la paz sagrada

CONCLUSIÓN

V/. Ave María Purísima
R/. Sin pecado concebida

No hay comentarios: