+ PRÓXIMO DOMINGO, DÍA 22, JORNADA DEL DOMUND ¡COLABORA! +

sábado, 28 de enero de 2017

QUINTO DÍA DE NOVENA



NOVENA A NTRA. SRA. DE LA PAZ
28 DE ENERO, QUINTO DÍA DE NOVENA

SALUDO INICIAL

V/. En el nombre del Padre + y del Hijo + y del Espíritu Santo.
R/. Amén.

V/. Que la paz del Señor esté con todo vosotros.
R/. Y con tu espíritu.

ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

Gracias te damos Padre, por la Virgen de la Paz, Madre de tu Divino Hijo, Mujer dócil a tu Santo Espíritu.

Intercede por nosotros, pecadores, Madre de la Paz bendita para que podamos conseguir la paz verdadera que procede sólo de tu Hijo Jesucristo, Príncipe de la Paz.


Concédenos, Señor, por esta novena, espíritu de piedad, reflexión profunda, conversión de vida, renovación de la fe, deseos de santidad y un amor grande a Dios, a la Iglesia, y a los hermanos.

 Junto a la Virgen de la Paz, sea nuestra alabanza y gloria a Dios por los siglos de los siglos. Amén.

+ Virgen de la Paz, Hija de Dios Padre: Dios te salve María, llena eres de gracia….y Gloria.
+ Virgen de la Paz, Madre de Dios Hijo: Dios te salve María, llena eres de gracia….y Gloria.
+ Virgen de la Paz, Esposa de Dios Espíritu Santo: Dios te salve María, llena eres de gracia…y Gloria.



REFLEXIÓN

LA VIRGEN MARÍA, MADRE DE DIOS

“Llamada en los evangelios la Madre de Jesús, María es aclamada bajo el impulso del Espíritu Santo como la madre de mí Señor desde antes del nacimiento de su hijo.
En efecto, aquel que ella concibió como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne, no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confiesa que María es verdaderamente la Madre de Dios”   (CIC 495)

Virgen de la Paz, tu sagrada imagen en nuestro templo de El Salvador nos recuerda cada día tu maternidad. Tu rostro feliz, tu mirada profunda, refleja la paz que te da título. La respuesta a todo la encontramos en tu corazón, donde se apoya la imagen de tu Divino Hijo, aun niño. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

(Reflexionamos unos minutos en silencio)

Madre y Reina de la Paz, te encomiendo con todo fervor y confianza la intención particular por la que ofrezco esta novena. Preséntala ante Jesucristo tu Hijo, mi Señor y Salvador. Si conviene y es para mayor gloria de Dios y bien nuestro que se cumpla y si no que sea la voluntad de Dios Padre en la tierra como en el cielo. Amén.

(En silencio presentamos la intención de la novena)

ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS

Virgen de la Paz, Madre de amor, al asomarnos cada día al espejo limpísimo de tu vida, vemos reflejadas todas las virtudes y gracias que Dios te ha concedido, llenando así de paz nuestras vidas con tan hermosa luz.

Confiamos en tu eficaz mediación, para mantenernos fieles en la fe, a pesar de nuestras debilidades y pruebas, amando a Dios y al prójimo como Iglesia viva, construyendo el Reino de Dios, Reino de Paz, como es voluntad de tu Hijo Jesucristo nuestro Señor, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

GOZOS DE LA VIRGEN DE LA PAZ

Para todos los días de novena:
Pues fuiste en paz engendrada
Para nuestra medianera,
Dadnos la paz verdadera,
Virgen de la paz sagrada.

Día quinto  de novena:
Tan grande virtud se encierra
En tu nombre sacrosanto,
Que al infierno causa espanto
Y llena de paz la tierra
Y pues es continúa guerra,
Esta vida tan cansada,
Dadnos la paz verdadera
Virgen de la paz sagrada.

CONCLUSIÓN

V/. Ave María Purísima
R/. Sin pecado concebida

No hay comentarios: