+ DEL 20 DE JULIO AL 20 DE AGOSTO NO HABRÁ MISA ENTRE SEMANA EN LA PARROQUIA, SÓLO SÁBADOS Y DOMINGOS +

lunes, 14 de mayo de 2012

80000 JIENNENSES ACUDEN A LA IGLESIA PARA COMER Y SOBREVIVIR


El obispo, Ramón delHoyo, acompañado por los sacerdotes Juan Raya y Antonio Garrido de la Torre y el director de Cáritas Diocesana, Rafael López Sidro, dio las cifras del balance de Cáritas. Son datos serios, rigurosos y hasta con auditoría externa. Dan miedo solo con mirarlos. ¡Qué pena!
Hace 43 años que el hombre pisó la Luna, la mayoría de las enfermedades infecciosas ya tienen cura, la humanidad es capaz de viajar en tren a más de 300 kilómetros por hora y transferir millones de datos, imágenes y fotografías en segundos de un lado al otro del planeta Tierra a través de internet.
En cambio, hoy, 12 de mayo de 2012, 80.000 jiennenses acuden a la Iglesia a pedir comida, ropa, dinero para que no le quiten la electricidad, medicamentos y otras necesidades básicas. Cáritas Diocesana afirma en su informe que atendió al 12% de la gente que vive en la capital y su provincia y avisa de que la pobreza crece “a pasos de gigante”.
Pedirle a la Iglesia no es un reducto de la posguerra española ni de familias en clara situación de marginalidad. Ahora, es un fenómeno más del siglo XXI, que se multiplica.
El director de Cáritas Diocesana, Rafael López Sidro, dice que la demanda de alimentos se incrementó en 2011 un 46% o, dicho de otro modo, la gente que pide comida respecto al año anterior. Si el dato asusta, aún hay otro peor. En el primer trimestre de 2012, Cáritas señala que la demanda de productos para comer aumenta un 40%.
El obispo, Ramón del Hoyo, hizo una pregunta que él mismo respondió: “¿Podemos atender a más pobres? Sí. La caridad es el corazón de la fe cristiana y no tenemos que parar”, manifiesta. No obstante, cuando comienza a hacer cuentas, echa en falta las subvenciones firmadas, los convenios que se han suspendido y las deudas de las administraciones públicas que están sin pagar.

Sus palabras casi sonaban al milagro de la multiplicación de los panes y los peces. La Iglesia sabe que sus recursos son limitados, pero también tiene claro que tuvo que ayudar a 80.000 jiennenses durante 2011 y que este año será peor. Por ello, apela al trabajo de sus voluntarios y, también, a la fe divina. De hecho, más de mil jiennenses trabajan altruistamente para Cáritas o, dicho de otro modo, para los demás.
las cifras. Cáritas Diocesana ha prestado 152.114 ayudas en el último año, lo que supone atender a 80.000 personas que forman 28.157 familias. Hicieron falta 4.324.652,37 euros, lo que representa 1.379.748,91 euros más que el año anterior o, explicado de otra manera, un incremento presupuestario del 31,90%. Y lo peor es que la pobreza se multiplica también en 2012 y harán falta muchos más recursos. 
 

No hay comentarios: