+ DEL 20 DE JULIO AL 20 DE AGOSTO NO HABRÁ MISA ENTRE SEMANA EN LA PARROQUIA, SÓLO SÁBADOS Y DOMINGOS +

miércoles, 6 de octubre de 2010

REZO DEL SANTO ROSARIO. CARTA PASTORAL DEL SR. OBISPO.

Jaén, 1 de octubre de 2010

Queridos fieles diocesanos:

Hemos iniciado un nuevo Curso Pastoral bajo el lema y compromiso: “El laico miembro activo en la Iglesia de Jaén”.

El mes de octubre destaca siempre por dos aspectos en las comunidades cristianas: por la oración del Rosario y el compromiso a favor de las misiones.

1.- Hoy quisiera animaros a la próxima celebración de la Fiesta de la Santísima VIRGEN DEL ROSARIO, el jueves siete de octubre, y a rezar en familia, en la parroquia, en grupo o individualmente la oración del SANTO ROSARIO.

El rezo del Rosario es una expresión irrefutable de nuestro amor a la Santísima Virgen María, y de que nuestra Madre del Cielo ocupa un papel muy especial, no sólo en el misterio de Cristo y de la Iglesia , sino también en nuestra vida de cristianos.

El recordado Pontífice Juan Pablo II fue, como sabemos, un gran apóstol del Rosario, lo recordamos arrodillado con el rosario entre sus manos, sumergido en la contemplación de Cristo. Nos invitó a rezarlo en muchas ocasiones, pero sobre todo, en su preciosa Carta Apostólica Rosarium Virginis Mariae.

Su Santidad Benedicto XVI, nos ha recordado también varias veces que el Rosario es oración contemplativa y cristológica, inseparable de la meditación de la Sagrada Escritura ; que es la oración del cristiano que avanza en la peregrinación de la fe, siguiendo a Jesús, precedido por María; que la Fiesta de la Santísima Virgen del Rosario es como sí cada año la Virgen nos invitara a descubrir la belleza de esta oración tan sencilla y profunda.

2.- Durante el rezo del Rosario contemplamos a Cristo junto a María y, con ella, en los diversos momentos de su vida gracias a los misterios gozosos, luminosos, dolorosos y gloriosos.

Convencidos de la eficacia y profundidad, dentro de la sencillez, de esta oración que Juan Pablo II calificó como “compendio de todo el Evangelio”, quiero invitar a todos los fieles diocesanos: sacerdotes, consagrados y laicos, de forma muy especial a las personas mayores y enfermas, a recuperar, si fuera necesario, y a afianzar, en los demás casos, esta devoción que tantas gracias atrae para el mundo y para todo el Pueblo de Dios, también para nuestras vidas en nuestro peregrinar por este mundo.

3.- Que sea como una cadena de amor mariano en toda la geografía diocesana. A la Santísima Virgen del Rosario encomendamos de forma especial el Plan Diocesano de Pastoral para el presente curso y la próxima Jornada Mundial de la Juventud.

Excelente oportunidad para unirnos de la mano de nuestra Madre, con el Rosario en muchas manos.

Os saluda y bendice.

+ RAMÓN DEL HOYO LÓPEZ

OBISPO DE JAÉN

No hay comentarios: