+ DEL 20 DE JULIO AL 20 DE AGOSTO NO HABRÁ MISA ENTRE SEMANA EN LA PARROQUIA, SÓLO SÁBADOS Y DOMINGOS +

sábado, 15 de septiembre de 2012

CARITAS ANDALUCIA DESBORDADA POR LA MAGNITUD DE LA CRISIS



CÁRITAS ANDALUCÍA confía en que la Consejería de Salud y Bienestar Social sea “sensible” y renueve el convenio de colaboración que mantienen desde hace años y por el que se atiende actualmente a más de 3.000 personas sin hogar en la comunidad andaluza, ofreciéndoles “comida, cama y un techo para dormir”.
Según ha explicado el presidente de Cáritas Regional, Anselmo Ruiz, recientemente se ha mantenido una reunión con la consejera de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero, y otros representantes de su departamento para abordar la prórroga del acuerdo de colaboración, que se renueva cada dos años y que supone una aportación anual de más de 1.470.000 euros. Cabe recordar que durante el mes de octubre del año pasado y tras varias reuniones con la por entonces titular de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, se alcanzó un acuerdo para la prórroga del convenio, que se quedo “a la espera de la firma”.
En el primero encuentro que mantuvieron con Montero, según ha declarado Ruiz a Europa Press, “planteamos cuál era la postura frente al acuerdo de la nueva Consejería”, subrayando que se trata de un marco de colaboración que beneficia a personas sin hogar en Andalucía, colectivo para el que Cáritas ofrece centros en casi todas las provincias andaluzas y que atiende “a más de 3000 personas”.
Ruiz ha indicado que la Consejería apuntó en el transcurso del encuentro que habría “que ver la disponibilidad económica de la Junta”. “Somos consciente de la situación actual y de los recortes, pero no vemos normal reducciones del siete por ciento en cargos del Gobierno andaluz y ahora erradicar al completo este tipo de programas que atienden a los últimos colectivos de personas”, ha afirmado.
Cáritas Andalucía está a la espera de poder volver a tener una reunión con la Consejería durante esta próxima semana, una vez haya analizado el departamento de María Jesús Montero los documentos trasladados por la entidad social de la Iglesia al mismo en el que se indican número de centros, desarrollo del trabajo y personas atendidas, entre otros detalles, “para que fueran consciente de la realidad”.
“El dinero que aporta la Junta es menos del 50 por ciento del presupuestos de estos centros, pero es un apoyo económico importante para unas instalaciones muy costosas”, ha indicado. “No estamos encasillados en que el convenio tiene que recoger lo apalabrado –alrededor de millón y medio–, pero tampoco se puede hacer eliminar”, ha comentado el presidente regional. El convenio de colaboración, según precisa, recogía además otras acciones en los barrios más marginales de Andalucía y con inmigrantes.
“Queremos saber la postura de la Junta para saber a qué atenernos, lo que podemos hacer y lo que no”, ha afirmado Ruiz, que confía en la que Junta sea “sensible” frente “a los más marginados, los que están en la calle, los que nadie quiere”. “No podemos estar en esta incertidumbre y si no se renovara, mostraríamos nuestro desacuerdo y pensaríamos cómo desarrollar este servicio, pero lo que nunca haríamos es dejar a la gente en la calle”, ha asegurado.
MAYORES INGRESOS POR DONATIVOS
Por otro lado, Ruiz ha celebrado que en Cáritas “los años de crisis hemos crecido en donativos propios, pues la gente ha aportado más donativos que en años anteriores desde 2008″. En este sentido, resalta que las personas que forman parte de la Iglesia “está haciendo un esfuerzo importante porque somos consciente de que hay que dar más de lo que damos”.
No obstante, ha alertado de “hay que atender muchas cosas que hacer en los barrios, algunos de ellos donde viven al completo parados y jubilados, presentándose una situación dramática”   “Las más 1.080 Cáritas parroquiales que existen en Andalucía están desbordas por el número de personas atendidas y peticiones”, ha añadido. En este sentido, ha precisado que los sectores que están padeciendo los efectos de la crisis no son “los tradicionales que viven en la exclusión social, sino los vecinos nuestros”.
En referencia a los “recortes” del Gobierno central, ha lamentado su queja de que “al final son los que peor están quienes pagan el plato”. En este sentido, el presidente de Cáritas regional ha insistido, “con humildad y fuerza”, en que “no hay derecho a que siempre paguen los mismos” de siempre.   Por ello, pide a las Administración Públicas que sean “conscientes” de las personas más débiles “no tienen nada de nada”, y para éstas, según resalta, “el trabajo de instituciones, como Cáritas, supone la vida, pues significa un sitio para vivir o una comida  al día.

No hay comentarios: